Dos minions, Mérida y Claire de Outlander

Dos minions, Mérida y Claire de Outlander

Dos minions, Mérida y Claire de Outlander. Parece el título de un episodio de Aquí no hay quien viva. ¿Qué me estás contando, Mariola?

Hace mucho que no escribo en el blog, pero he tenido unos meses muy productivos en lo que se refiere al ganchillo. Primero empecé un minion para regalarlo. Llevaba mucho tiempo buscando un patrón que me gustase y cuando por fin lo vi, decidí que lo haría. Pero como era un regalo, la primera versión que tejí, la vi imperfecta: muy mal cosida, con unos ojos que parecían tristes… Empecé a sacarle defectos, así que hice una segunda versión.

El siguiente minion tenía cara enfadada, le puse ojos más grandes, creyendo que quedaría más bonito y… ¡estaba cabreado! O eso me lo parecía a mí. Ya no sabía qué hacer. ¿Me ponía a tejer un tercer minion? Finalmente, le regalé el segundo muñeco porque no quería entrar en un bucle infinito de minions. Eso sí, el primero me lo quedé para mí.

Me he vuelto a dar cuenta de que si quiero regalar un amigurumi, me pongo más estricta conmigo misma y soy menos tolerante a los fallos. Aquí os dejo una foto de los minions, ¿adivináis cuál está enfadado?

¿Te gustaría hacerlo? El patrón es de Medaami.

Durante las vacaciones, aproveché las horas libres para hacer ganchillo y terminé a la princesa Mérida, con un patrón de Chiacrafts. Me encantaría hacer el resto de princesas de su colección. De esta muñeca, aprendí a coser el pelo de forma diferente, haciendo dos partes, por el lado y por arriba. Y me motivé tantísimo que por primera vez cosí el pelo con muchas ganas. ¿A que parece que Mérida está en Escocia? ¡Pues no! Es Asturias. Increíble, ¿verdad?

Por último, en dos semanas récord, hice a Claire, la protagonista de Outlander, para regalársela a mi hermana por mi cumpleaños. Tengo que decir que si no hubiera usado las horas de vacaciones, no me habría dado tiempo ni de broma. Fíjate si iba con el tiempo pillado, que la terminé varios minutos antes de ir a la fiesta de cumpleaños y por eso no le pude sacar ninguna foto decente. La foto la ha hecho mi hermana, que me dijo que le encantó y que espera que a la próxima le regale a Jaime, jijiji.

De nuevo, como era para regalo, repetí la falda dos veces y un zapato para que salieran lo mejor posible. No me conformaba con que fuera decente o si tenía un gurruño, tenía que hacerlo bien. De esta muñeca aprendí a poner alambre por primera vez. El alambre permite que se puedan mover los brazos y las piernas, además de darle consistencia al cuello para que no se le caiga la cabeza a la larga. El patrón es de Susana Villalobos (Con mis manos).

Sin comentarios

Escribe un comentario