Empezamos con la manta de granny squares

Empezamos con la manta de granny squares

El viernes me llegaron las tres primeras entregas de la manta de Susimiu, una colección para aprender ganchillo que ha lanzado la Editorial Salvat. El viernes empecé a tejer los cuadraditos y hoy, domingo, he terminado los tres. Ahora tendré que esperar 15 días para el siguiente paquetito. Y luego, después del cuarto, creo que serán semanales. Así, hasta llegar a los 80 granny squares que conforman la manta.

Es un proyecto a largo plazo con el que busco desarrollar mi paciencia. Pero no me puedo engañar, he cogido estos tres granny squares y me los he zampado en muy poco tiempo. El problema es que me he dado cuenta de que debería haberlos hecho muchísimo más despacio. Que no se trata de velocidad, de a ver quién termina antes la manta, sino de hacerlo bien. Porque si los cuadros que conforman la manta son muy chuchurríos, bueno, pues, vaya esfuerzo para nada, ¿no?

De momento estoy esforzándome por leer los patrones gráficos de cada pieza. Estoy más acostumbrada a los patrones de texto, así que para mí es un esfuerzo irme a los dibujos. Pero poco a poco me voy quedando con los símbolos.

Las revistas son muy finitas, es verdad, pero en ellas, Susimiu también comparte otros patrones suyos, como alfombras, posavasos y neceseres de ganchillo. Además, cuenta algunos trucos. No sé, creo que es una bonita aventura en la que me he embarcado, eso espero. Y al menos ya he cumplido con el objetivo ganchillero de esta semana que todavía no ha comenzado, que era hacer los tres grannies. ¿Y ahora qué hago? Menos mal que tengo un jersey al que todavía le quedan muchísimas filas por acabar.

Sinceramente, no estoy orgullosa de estos granny squares. Los he hecho deprisa y no he querido repetirlos. Pero bueno, todo se andará. Para algo he empezado esto, ¿no? Para trabajar la paciencia. Si los hiciera perfectos y sin fallos no tendría sentido hacer esta colección (al menos para mí). Y ya he aprendido una cosa nueva muy guay que es el punto arroz, que es combinar punto bajo y punto alto en filas alternas dentro de la labor.

Hacer esta manta es salir de mi zona de confort, que son los amigurumis. Otra buena razón para seguir con ella. ¡Ánimo, ánimo!

Por cierto, ¡se me olvidaba! He empezado a ver The Great British Sewing Bee, que es la versión británica de Maestros de la Costura. Ya os contaré mis impresiones en otro post. ^-^

Sin comentarios

Escribe un comentario