fbpx
 

Espirulín, hazle muy feliz

Espirulín, hazle muy feliz

Para tomarme un respiro del jersey interminable, he retomado los amigurumis y he descubierto que hacer estos muñecos es lo que realmente me llena, porque los puedo hacer más rápido, le pongo ojitos y cuando los tengo terminados, los puedo abrazar.

Por eso, le he cogido mucho cariño a Espirulín. Es un pájaro carpintero que he bautizado así por una pizza de espirulina riquísima que nos encanta a Edu y a mí. Todavía no tengo muy claro lo que es la espirulina, creo que es la masa de esa pizza en concreto, pero no sé de qué está hecha.

Espirulín también es muy especial porque se lo he regalado a mi tío Masito. Y espero que cuando lo vea puesto en su habitación, sonría y se acuerde un poquito de mí, si el alzhéimer se lo permite.

El patrón del pájaro carpintero es de Pica Pau y su libro La banda de Pica Pau, me encantan todos los muñecos. ¡Quiero hacer uno nuevo ya!

Retomar los amigurumis me ha devuelto las ansias por coger el ganchillo. Aun así, no quiero dejar de lado el jersey, la manta de grannies y el cuello de crochet. También son proyectos entretenidos, lo que pasa es que como son más largos, tengo que tener más perseverancia.

En cuanto a cursos, tengo varios entre manos, jejejejejeeeee. He retomado uno que tenía a medias sobre Cinemagraph de Skuge y estoy viendo otro de Adobe Character Animator en Skillshare. Me encantaría dibujar mi propio avatar y poder animarlo con ese programa. Me va a llevar un tiempo verme todos los tutoriales y necesitaré trabajarlo, pero es algo que me encantaría conseguir.

También he retomado El ideatorio de Oye, Deb, que es algo más que un curso, la verdad. Tengo muchísima ilusión y este año me he planteado terminármelo. A través de ejercicios, podcasts y vídeos, haces un viaje hacia el interior de ti misma para tratar de descubrir qué es lo que te llena y cómo podrías crear un trabajo a tu medida. «Descubre tu fórmula para emprender», como dice el título del curso. Esto daría para muchas entradas en el blog. Cuando me apunté no tenía claro qué quería hacer con mi vida en el tema laboral. Estaba muy perdida pasando de una beca a otra y tira porque me toca. Ahora tengo la suerte de tener un trabajo que me encanta. Pero aun así, este curso se me quedó pendiente y estoy deseando hacerlo para llegar a conocerme más.

¿Voy picando de flor en flor con las manualidades y los cursos? Lo confieso: ¡SÍ! ¿No ves que mi web se llama Cursoadicta? No quiero especializarme en algo en concreto, es que lo quiero tocar todo. Por eso, también me he apuntado a unos cursos de arcilla polimérica online con Deseo Concedido, que es algo que he probado en talleres presenciales pero todavía no me he animado a intentarlo en casa. He visto las figuras tan preciosas que hace Adriana, la artesana que hay detrás de esta web, y me he enamorado de sus muñecas.

Si me pongo a recordar el post que escribí hace unas semanas, la verdad es que estaba algo más apagada, no estaba tocando tantos cursos. Creo que estaba aburrida por el jersey. Me alegro de haber superado ese bache y también me siento muy agradecida de estar mejor de salud, que he estado bastante fastidiada varios días. Gracias por cuidarme, Edu, y por acompañarme en esta aventura del blog, los cursos y los amigurumis.

2 Comments
  • espirulino
    Posted at 20:36h, 29 marzo Responder

    Ohhhh cursoadicta en su máxima expresión, que cantidad de cursos!!
    La espirulina es una alga, considerada como súper alimento, por el alto contenido de vitaminas y minerales.
    Eres una crack, es un privilegio acompañarte en estos proyectos y verte crecer.

    • mariolag
      Posted at 20:38h, 29 marzo Responder

      ¡¡¡Pero mira que eres BONITO!!! Que te has puesto de nombre Espirulino, jajajajajjaa. Gracias por tanto.

Escribe un comentario