Finde de muñecas… y tarta

Finde de muñecas… y tarta

No hay nada como tener un deadline (o fecha límite, como diríamos en español), para ponerse manos a la obra con proyectos pendientes. Este fin de semana pasado volví con la Blythe. Le puse ojos nuevos (pero no de resina, aquello salió mal), la maquillé y volví a armar su mecanismo. Que he gastado un montón de horas para que funcionase (conclusión: creo que corté demasiado la T-Bar, que es una de las piezas interiores).

Hacer la Blythe me ha animado a querer hacer más muñecas. He visto que, bueno, es verdad que hay que tener mucha paciencia, pero tampoco se tarda tantísimo. Vale, está bien, quizás podría estar mil veces mejor si hubiera tenido más paciencia. Pero es que, como os digo, tenía un deadline. Había que entregársela a su dueña, Valentina, una de mis sobrinas.

No podía dedicarle tanto tiempo porque… tengo otra sobrina que se llama Rocío y que también quería otra muñeca. En este caso de ganchillo. En concreto, quería un amigurumi del libro Sweet Crochet Friends, de la autora Khuc Cay. Así que… manos a la obra, me puse y la hice en una semana, estoy súper contenta con el resultado. Por cierto, la muñeca se llama Rocío, como su dueña. Y la Blythe se llama Carla (se llamaba Valentina pero la dueña le cambió de nombre, jejeje).

En este post os comparto fotos de las dos muñecas. Y también de la tarta de kit kat y conguitos que le hice a mi sobrina mayor, Paula, que hoy ha celebrado su 14 cumpleaños. Ha sido un finde súper productivo. Mis sobrinas me motivan para hacer cosas bonitas.

Sin comentarios

Escribe un comentario