Mi primer neceser

Mi primer neceser

Tras bastantes horas, dos agujas rotas, alfileres doblados, cremalleras estropeadas y alguna que otra crisis, he terminado mi primer neceser hecho a máquina. ¡Vivaaaa! ¡Vivaaaa! Estoy súper feliz. Lo he hecho siguiendo el tutorial de Entremanos que os comparto a continuación.

Primero cosí el forro al revés, debería haber tenido tela azul en ambas partes del neceser por fuera pero, de repente, ¡error! Cosí el forro de dentro con lo de fuera o algo así, no sé muy bien qué hice. Pero como había pensado el forro de dentro que fuera también de unicornios, pues al final no ha quedado tan mal.

Para mí esto es dar un paso muy importante porque me he atrevido a la máquina yo sola, con un tutorial, y porque he empezado un proyecto y lo he terminado entero, hasta el final. No es perfecto, tiene fallos, porque he cosido mal una de las esquinas por no haberle puesto alfileres. Aun así, me he notado con más paciencia cada vez que se me rompía una aguja o se me descolocaban los alfileres. Me he frustado, claro que sí, pero qué alegría he sentido al verlo terminado.

Por cierto, como anécdota graciosa, cuando le he dado la vuelta al neceser, he pensado que la cremallera estaba cosida del revés y que no iba a poder abrirlo. ¡Jajajaja! Ha sido frustrante pero me he reído como nunca. He pensado que era “mi Tosti” (así se llama el primer muñeco de ganchillo que hice y al que tengo muchísimo cariño). Pero después he pensado: “anda, podría ser reversible porque como me equivoqué con el forro”… y al darle la vuelta: ¡voilá! Resulta que la cremallera estaba bien puesta. No os podéis imaginar la alegría que he sentido. Os dejo una foto con mi primer neceser y mi primer muñeco de ganchillo como recuerdo.

Sin comentarios

Escribe un comentario