Mi primera funda para cuadernos

Mi primera funda para cuadernos

Últimamente esto parece que va de primeras veces. Hoy me gustaría hablaros de esta funda que iba a ser para un libro, pero que cuando terminé de coserla, «encogió» y no dejó que pudiera meterlo dentro.

El libro es para una persona muy especial, una amiga que es un tesoro. Elegí la tela de música con mucha ilusión porque cuando la compré pensé en ella y en que algún día cosería algo para regalárselo. La música es parte de su vida y pensé que la tela sería muy especial para ella.

Estuve varios días mirando tutoriales y al final me decanté por este de Silvia Creativa. Como era la primera vez que lo hacía, no me atreví a ponerle un bolsillo, aunque reconozco que habría quedado divino (si me hubiera salido bien). Todavía no tengo mucha práctica con la máquina de coser y podría haber salido un desastre. 

Para terminar la funda de libro tuve que mirarme otro tutorial de Youtube sobre la puntada invisible o escondida, que sirve para cerrar las labores sin que se nota que has cosido por ahí. He decir que nunca lo había conseguido hasta ahora. Pero quería que la funda quedase bien y fuera todo lo decente posible para mi amiga, para que la pudiera usar y que no se le rompiera a la primera de cambio. Después de pelearme con la aguja y el hilo, ver varios tutoriales y repetir y descoserlo todo hasta tres veces, lo conseguí. Quiero compartir aquí el tutorial que me ayudó porque creo que volveré a utilizar más veces, jejeje. Es del canal Clases de Costura y Patchwork Mininos de Sánchez.

Dentro de la tela no cabe el libro que le he regalado, pero al menos caben cuadernos para que pueda escribir o dibujar. Si lee algún día este post quiero que sepa que le deseo lo mejor del mundo y que la admiro un montón.

¡Eres una artista, Ruth!
 Y una bellísima persona. Gracias por todo.

Sin comentarios

Escribe un comentario