fbpx
 

Ni hago ganchillo, ni escribo. Sólo me quejo

Ni hago ganchillo, ni escribo. Sólo me quejo

¿Qué te parece? Aquí vuelvo para quejarme. «Menuda pesada», has podido pensar. Pues sí, no te lo niego. Llevo un mes para escribir un post sobre unas setas que hecho de Super Mario Bross (¿ahora por la RAE debería poner «Supermario»?). Me dirá que no, por ser nombre propio. Pero me da igual, quería quejarme también de que ahora tengamos que escribir «superbién» en vez de «súper bien». Terrible. Bueno, que me desvío.

Pues he hecho una seta roja y una verde y quería regalárselas a una compañera del trabajo para sus hijos, pero la roja fue la primera que hice y los ojos de seguridad que le puse no me convencen, prefiero bordarlos y hacerlos como la segunda seta, la verde. Y aquí llevo un mes a ver si me pongo con la tercera seta. 

No es porque esté siendo vaga ni porque no me apetezca hacer ganchillo. Tengo que ser justa. Estoy dedicando mi tiempo a otras cosas: leer el libro de La Asertividad, de Olga Castanyer, ver los vídeos de Radical Candor de Kim Scott en Masterclass y también la BUENÍSIMA clase sobre «Aprender a perdonar», de Elva Abril. ¿Pero qué más quiero si no paro de hacer cosas?

Lo que pasa es que como estas no se traducen en algo tangible, en un muñeco de ojos bonitos, por ejemplo, pues claro, parece que no hago nada. Pero no es así, Mariola, ¡no es así!

¿Qué te ha parecido, querido lector? Parecía que había venido a quejarme y al final lo que en realidad quería hacer era darme ánimos (y meterme con la RAE). Os dejo una foto de las dos setas, a la espera de la tercera.

IMPORTANTE: Se me olvidaba compartir a la autora del patrón. Es Meedami y aquí os dejo su tienda Etsy para comprarlo. Tiene unos patrones preciosos.

PD. Se me ha olvidado también decir que terminé de ver This Is Us, la mejor serie que he visto en mi vida. ¡Preciosa! No quería que se acabase nunca. Os la recomiendo 100%.

 

ACTUALIZACIÓN DEL 26 DE JULIO DE 2023:

No os lo vais a creer, pero en dos horas me he «cascao» una seta nueva y mañana le voy a llevar las dos setas a mi compi. No estoy muy contenta con la seta roja porque he unido los círculos antes de rellenar la cabeza y los he colocado mal, no están equidistantes, pero bueno, le he puesto coloretes y me parecen muy simpáticos los dos. Ojalá les guste a sus hijos y no piensen que son cutres.

Quería hacer las fotos en la hierba, como si fueran champiñones, pero ha venido una perrita muy graciosa y ha intentado metérselos en la boca. ¡Qué risa! Me habría encantado regalarle una seta pero con lo que me ha costado hacer los muñecos, me he contenido. 

Sin comentarios

Escribe un comentario