fbpx
 

Un pingüino, un conejito de Pascua y unos patucos

Un pingüino, un conejito de Pascua y unos patucos

El título de este post me recuerda a esos títulos de La que se avecina, que tratan varios temas que no tienen nada que ver y son rarísimos. Lo he titulado así porque quiero hablar de varios proyectos de ganchillo que he hecho en estos dos meses y reflexionar un poco de la vida. Un batiburrillo, sí, como a mí me gusta.

La última vez que escribí en el blog fue el 16 de enero. Me había propuesto hacerlo, al menos, una vez al mes. Y estamos en marzo. Así que no lo he cumplido. Pero no pasa nada, lo importante es que aquí estoy.

Cada vez tengo más trabajo, sé que vengo quejándome varios posts atrás: que si he dejado de tener tantas horas libres y ya no hago tanto ganchillo, que si cada vez leo menos, que si no he vuelto a coger la máquina de coser… Eso es una realidad, pero espero que sea una racha. Estoy muy agradecida de tener un trabajo que me permite mantenerme y darme caprichos de mis hobbies. Tengo que buscar el equilibrio. ¡De eso se trata!

Por otro lado, también me he dado cuenta de que si no lo escribo, no soy consciente de las cosas que hago o que me pasan. Por ejemplo, este año empecé a escribir en un Bullet Planner todas las cosas que iba haciendo cada semana o que me proponía hacer. He descubierto que si me preparo el domingo lo que quiero conseguir durante la semana, el hecho de tener el foco puesto en varios objetivos, hace que sea más eficiente con ellos. Pero si no me propongo nada, voy un poco «a la deriva». Sí que hago cosas, pero tengo la sensación de que son muchas menos de lo que me gustaría.

Tras estas reflexiones, voy a contaros lo que sí he hecho en estos dos meses. Primero, terminé el pingüino para Edu. Después de repetirlo tres veces porque no me salía bien la forma de la cabeza ni el cambio de color, fui a pedir ayuda a una compi del trabajo que es una crack del ganchillo y me ayudó a conseguirlo y a que no me rindiera. Aquí os presento a Pingüi. El patrón es «The lost baby penguin» de @Amiguruku.

Después de Pigüi, me puse a hacer un conejito de Pascua para una niña muy especial. Pero el conejito me parecía poco, así que también le hice una cestita con tres huevos de Pascua de ganchillo y unos cuantos huevos de chocolate, jejeje. Estoy deseando que se lo mandemos por correo. Aquí os dejo un enlace al patrón del conejo, «Spring Bunny». El patrón del huevo lo saqué del maravilloso libro Easter Projects, que me parece una preciosidad. Algún día me gustaría hacer una oca. El patrón de la cesta lo encontrarás aquí.

Por último, he empezado justo hoy unos patucos para una bebé. No sé si se los regalaré porque de momento no estoy nada contenta con el resultado. Creo que lo repetiré hasta estar satisfecha (si es que eso ocurre). El patrón es muy difícil porque hace cosas que yo no había hecho nunca, como cerrar con un punto raso y empezar la siguiente vuelta con una cadeneta, ¿por qué hacen eso? Me parece complicado. El patrón lo he sacado de este libro, Patucos de ganchillo. Tiene patrones de patucos preciosísimos. Me encantan todos. ¿Conseguiré hacerlo? Seguiremos informando y ganchilleando.

PD. Por cierto, esa cosa tan chula redonda que veis en la foto y que parece un reloj es, en realidad, UN CONTADOR DE VUELTAS. ¿A que es genial? Me lo compré en el Tiger y me encanta. Es súper cómodo.

Sin comentarios

Escribe un comentario