marzo 2020

Es normal. También hay días malos, no todos van a ser buenos. Todo comenzó el domingo, día en que decidí leerme el libro Tu empresa handmade de Oye, Deb. Me encanta todo lo que ella hace y el libro también, fue súper útil y me lo acabé ese mismo día. Es una guía para empezar con tu negocio craft si quieres algún día convertirte en artesana y ganar dinero con tus manualidades.

A ver, estaba yo en mi mundo feliz del ganchillo, quería intentar hacer la oveja (que se parece más a una coneja) de la que os hablé y había encontrado un ovillo de lana perfecto de un azul degradado que le venía divino. He empezado a hacerle un sombrero, que me estaba quedando maravilloso (o casi) y cuando se lo he ido a poner a la oveja, sorpresa, su cabeza es descomunal y el sombrero parecía una cagarruta encima. ¿Qué ha pasado? Que el grosor de la lana era distinto. Y ya está, punto pelota.