Blog

Estoy muy emocionada, La Oreja de Van Gogh me ha hecho llorar con su canción. En estas fechas, qué letra, qué bonita su voz y su melodía. Me encanta.

https://www.youtube.com/watch?v=v6kXr_QlFso&ab_channel=LODVGVEVO

¡Viva, viva, viva! Tres o cuatro años después (no sé muy bien el tiempo, jiji) desde que empecé el máster, POR FIN he entregado el Trabajo Final de Máster y he hecho la sustentación del TFM. Hace años se me hizo cuesta arriba y por varias circunstancias personales, no llegué a presentarlo. Hoy lo he conseguido, mejor o peor, con mis cosas buenas y las cosas que debería mejorar, pero lo importante es que LO HE CONSEGUIDO.

Este 2020 ha sido un año muy raro. Nadie se imaginaba mientras sonaban las doce campanadas de Nochevieja lo que nos iba a deparar marzo y los meses que vendrían a continuación. El coronavirus ha afectado a nuestras vidas. Ya no podemos darnos abrazos, viajar y tenemos que mantener la distancia de seguridad en los sitios públicos. Tampoco podemos ir al cine o a comer a un restaurante, salvo si nos ponemos la mascarilla y siempre con el miedo por si nos contagiamos.

Hoy estoy muy contenta. Hace una semana terminé el TFM (todavía tengo que ponerme a pulirlo un poquito y hacer la sustentación, pero en dos semanas habré acabado). Tener más tiempo libre ha hecho que pueda hacer varios proyectos que tenía pendientes. Os cuento:

Y lo escribo con mayúsculas porque este logro lo merece. Estoy FELIZ y muy ORGULLOSA DE MÍ MISMA. Y lo tengo que decir, porque normalmente no me echo piropos y de vez en cuando uno debería decírselo en casos como este.

A veces, las semanas a medias dan paso a semanas completas. Me explico: la semana pasada dejé a medias la funda del saquito térmico. Estuve todo el tiempo queriendo coserlo pero es que por trabajo era misión imposible. Hoy, por fin, he sacado un huequito y la he terminado. Y ahora tengo mi saquito térmico calentito en mi regazo.

A medias. Como se me había quedado este post. Esta última semana ha estado llena de mil cosas del trabajo....

Hoy estoy pletórica. He encontrado una muñeca que compré en mi primera Feria de Creativa Madrid, hace dos años, y la he cosido. ¿Qué hay de grandioso en esto? Os explico.